Tomo una foto oculta al Esqueleto en la calle, se acercó y entendió porque es hora de romper las reglas

No importa si vives en una gran ciudad o en un pequeño pueblecito, en todas partes encontrarás personas en la calle. Normalmente estas son personas que tienen problemas mentales o viven lejos de su familia.

Sin embargo, otras están totalmente cuerdas, pero la vida los trata de una forma impensable. Lamentablemente, muchos otros simplemente se hacen pasar por mendigos para engañar a los demás.

A fin de hacer algo por quienes verdaderamente están en necesidad y viven en la calle, algunos le dan dinero o comida. Otros se involucran con distintas organizaciones para ayudar a los necesitados. Y otro grupo simplemente decide ignorarlos y no hacer nada por ellos.

En este último grupo se encontraba incluido un señor llamado Johnny Servantez. Él como muchas personas habían dejado de confiar en las personas que viven en la calle. Al parecer, muchos ya lo habían engañado con anterioridad. Por tal razón, se negó a seguir ayudando a quienes se encontraba en la calle pidiendo limosna. Esta era, por decirlo así, una regla que se había establecido para él mismo.

Un esqueleto en la calle

Cierto día, Servantez fue a un mercado de pulgas ubicado en Indianápolis, Estados Unidos. Lo que se encontraría allí cambiaría por completo su punto de vista. A partir de ese momento, se marcaría un antes y un después en la opinión que se había hecho sobre quienes viven en la calle.

A las afuera del mercado se encontró con un hombre que estaba sentado a la orilla de la calle. Por su apariencia física se podía notar que necesitaba mucho dinero. El mendigo se llama Johnny Rhodes y estaba en muy mal estado. Parecía un esqueleto, estaba bastante desnutrido, quizás al borde de la muerte.

Aunque Servantez había decidido no volver a darle dinero a nadie, al ver a Rhodes su corazón se rompió en dos. Entonces dijo que era el momento de romper sus propias reglas. Servantez se acercó a aquel hombre y le dio un poco de dinero. Después, le tomo una foto sin que nadie se diera cuenta y la subió a las redes sociales.

En la descripción de la foto, Servantez les pidió a todos sus amigos que fuera a donde estaba aquel mendigo y le dieran dinero o algo. Aquella foto se hizo viral y se difundió en la internet como pólvora. Tanto apoyo se le dio a la petición de Servantez que la foto llegó al propio hermano de Johnny Rhodes.

El hermano de aquel hombre, Danny Rhodes dijo a la estación televisiva RTV6: “Yo me siento tan mal ahora, no puedo entender que él viva así y que esté tan mal”. Después de la muerte de su madre, los Rhodes habían tomado cada cual su rumbo y no se habían vuelto a encontrar. Habían pasado 7 años desde la última vez que Danny y Johnny se vieron.

Danny encuentra a su hermano

Al ver a su hermano en la calle en un estado tan desgarrador, Danny supo que debía ayudarlo. Pero al ir al lugar en el que solía estar su hermano, ya no lo encontró. Sin embargo, él no se rindió y comenzó una búsqueda implacable.

Mucha gente también comenzó a buscarlo, incluso Amy Ranae Smith, una amiga de la familia se unió a la búsqueda. Ella creó una página en internet donde la gente podía decir el último lugar en el que vieron a Johnny. Después de mucho trabajo e incansable búsqueda, Danny pudo reencontrarse con su hermano.

“Se ha comido dos grandes platos de comida y se dio un baño caliente desde que llegamos. Aquí tiene su propio cuarto para que esté tranquilo, una cama cómoda y un televisor, neveras, microondas y Pepsi. Ahora puede descansar en seguridad y tener los cuidados que necesita” publicó Amy en su página.

Vea también: Le dijeron que un perro lloraba por las noches en la montaña, subió y descubrió lo impensable

De seguro que tú, al igual que nosotros te alegras mucho de que esta historia tuviera un final feliz. Nadie merece morir de hambre, ni siquiera quienes viven en la calle. Por eso, la próxima vez que veas a alguien en la calle, piensa bien si en realidad necesita tu ayuda y no se la niegues. Comparte este lindo mensaje en tus redes sociales con todos tus amigos.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”