Un grupo de hombre la vio- laron antes de su boda, 7 meses después su esposo revelo la verdad

El día de su boda, Terry Apudo brilló por su ausencia. Todos los presentes conocían bien a Terry, y sospecharon que algo mal debía estar ocurriendo. Cuando los invitados se enteraron de la razón, no pudieron más que llorar.

Este episodio de su historia es y será uno de los más tristes que haya podido tener en toda su vida. Terry era pastora de una iglesia en Nairobi, Kenia. Ella y Harry Olwande – su novio – habían estado planeando la boda por mucho tiempo.

Como es la costumbre, la noche antes de su boda ambos se separaron para no verse hasta el día siguiente. Entonces, unos vándalos aprovecharon la ocasión para secuestrar a Terry, dijo la BBC.

“Tomaron una toalla y me la pusieron en la boca. Pateé con fuerza e intentaba gritar. Cuando pude sacarme la toalla de la boca, grité: ¡hoy es mi boda! En ese momento me dieron un puñetazo. Además, los hombres me amenazaron, si no me calmaba iba a morir” dijo Terry.

“Todos me violaron. Yo pensaba que morirá ese día, pero seguí luchando y logré morder a uno de ellos en los genitales. Como consecuencia, otro tomó un cuchillo y lo introdujo en mi estómago con mucha fuerza. Después, mientras el auto viajaba a gran velocidad, abrieron la puerta y me arrojaron”.

No estaba muerta

“Un niño observó cuando me arrojaron del auto y se lo contó a su abuela, quien llamó a la policía. Cuando estos llegaron, trataron de hallar mi pulso, pero ya no tenía. Entonces, me cubrieron con una sábana blanca y me llevaron a la morgue. Cuando casi llegábamos, empecé a toser y los policías quedaron en shock. Ahora cambiaron el rumbo y me llevaron al hospital más grande de Kenia”

“Al llegar al hospital, solo murmuraba incoherencias. Estaba medio desnuda, llena de sangre y con la cara hinchada. No obstante, la enfermera, que me vio vestida de novia, tuvo una gran idea. Ella dijo: ‘Ayúdenme a encontrar todas las iglesias y a averiguar si les hace falta una novia’”.

“Por fortuna, pudieron contactar a la catedral de Todos los Santos Primero, donde me casaría. ‘¿Les hace falta una novia?’ preguntó la enfermera. El sacerdote le dijo que sí, que a las 10 de la mañana habría una boda, pero la novia nunca llegó”.

Cuando los invitados descubrieron lo que en realidad había sucedido, no pudieron más que llorar desconsolados. Inmediatamente la familia de Terry y su novio Harry fueron al hospital. Poco después, los médicos le dieron a Terry una terrible noticia. Puesto que las cuchilladas habían sido muy profundas, la mujer no podría tener hijos.

Mas tarde, le dieron algunas píldoras y otros medicamentos para protegerla contra el VIH. “Aun así, mis sentimientos estaban apagados; no podía aceptar lo sucedido” dijo Terry. “Días después, cuando no estaba tan mareada, pude mirar a mi novio Harry a los ojos. Le dije que estaba muy triste, como si lo hubiera decepcionado”.

Posponen la boda

“Algunas personas me culpaban por lo sucedido, decían que nunca debí haber salido sola de casa. Pero, en realidad, su propósito era hacerme daño, aunque mi familia y Harry siempre me apoyaron”. Harry aún se quería casar con Terry. Por eso, en Julio del 2005 se casaron. Fue algo pronto, solo 7 meses después de la fecha que habían planeado.

Sin embargo, los malos momentos para Terry no había terminado. Solo 29 días después de su boda, ocurrió algo terrible. En una noche muy fría, Harry decidió calentar la casa con el carbón que usaban al aire libre. Por desgracia, la pareja se quedó dormida. Poco después, Terry se dio cuenta que algo malo estaba ocurriendo.

Cuando intentó levantarse, no podía, aunque trataba con todas sus fuerzas. Como último recurso, se arrastró hasta el teléfono y llamó a sus vecinos para que la ayudaran. Poco después perdió el conocimiento. Terry fue trasladada al hospital y pudo salvarse, pero Harry había muerto de intoxicación por el monóxido de carbono.

Vea también: 3 hombres la atacaron, pero ella recordó el consejo de su madre y dejo a los hombres en shock

Encuentra un nuevo motivo para vivir

Este fue un golpe muy duro para Terry, tanto que se deprimió y se aisló del mundo. A la única persona que recibía en su casa, era al pastor Tonny Gobanga. Este iba a su casa con regularidad para que ella pudiera desahogar su dolor. Pero el calor y la compasión de este pastor fueron despertando sentimientos en Terry, hasta que ambos se enamoraron.

Los autores de la tortura de Terry jamás pudieron ser arrestados. Pero lo que le sucedido a Terry quedó todo registrado en su autobiografía “Crawling Out of Darkness”. En la actualidad, Terry viaja con su esposo contando la terrible experiencia que vivió. Pero en sus discursos se centró en hablar de cómo halló las fuerzas para salir adelante.

También ayuda a otras víctimas de violación esperando que su experiencia las ayude a recobrar las fuerzas. Sin duda, el valor y la determinación de esta mujer es única, digna de nuestra admiración. Sabemos que su experiencia puede inspirar a otras personas a seguir luchando para continuar con su vida. Por eso, te animamos a que la compartas en tus redes sociales con todos tus contactos.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”