Cuando un padre trata a sus hijos pequeños de esta forma le está destruyendo su autoestima

Para tener una autoestima equilibrada, debemos reconocer nuestros puntos fuertes y débiles. Algo que también nos ayuda es tener confianza en nosotros mismos y sentirnos amados. De esta manera podremos enfrentarnos a los fracasos y desilusiones de mejor manera.

Pero en los niños, los padres juegan un papel importantísimo en su autoestima. El ser humano por naturaleza es sociable y aprende por imitación. Por eso se puede decir que los padres son el espejo en el que los niños se verán.

De modo que ellos aprenderán de sus padres e imitarán su comportamiento y conductas personales. En otras palabras, ellos aprenderán de nuestra autoestima y la harán suya. He aquí algunos aspectos importantes que todo padre debe demostrar:

– No te desanimes con el primer obstáculo ni ante una situación que requiera de mucho esfuerzo. Haz que tus hijos te vean perseverar sin rendirte.

Siéntete orgulloso de tus logros, aun sean muy pequeños.

– Practica alguna actividad que te guste por placer, y no solo por marcar un record.

– No demuestres estar pendiente de las opiniones de los demás.

– En ciertas ocasiones, demuestra que es importante ponerte en primer lugar. Por ejemplo, si estas enfermo, será justo que descanses y que otros se encarguen de los demás quehaceres.

– No te subestimes. Cuando cometas un error o no sepas como hacer una tarea, simplemente explícale a tus hijos que la próxima vez te esforzaras más por hacerlo de mejor manera.

– Cuando estén comiendo juntos, propón a cada miembro de la familia que mencione un logro que haya conseguido en el día.

– Si notas que no puedes percibir el lado positivo de las cosas, debes consultar a un profesional. La baja autoestima y un estado depresivo puede hacer que la confianza de los hijos en sus padres se pierda y hasta la confianza en ellos mismos.

Lo que debemos evitar

Los hijos van a desarrollar el sentimiento de seguridad y confianza en sus padres a través del afecto que le dan. Cuando respondemos a sus necesidades se sienten seguros, sienten que son importantes para los demás. esto los ayudará a sentirse seguros y que reciben los cuidados necesarios.

Por otro lado, cuando los dejamos explorar el mundo por sí solos, es cuando empezamos a forjar su autoestima. En estos casos, es como si le dijéramos: “Confiamos en ti”. Por eso se recomienda que amemos a nuestros hijos, pero sin llegar a los excesos. En este último caso, estaremos demostrándoles que nunca podrán hacer nada por su propia cuenta, que nos necesitarán siempre para explicarles cómo hacer las cosas. Esto haría que se forjen una autoestima baja de sí mismos.

Errores que debemos evitar

No seas sobreprotector, porque le estarás privando de aprender por él mismo. Esto también le hará creer que nunca serán capaces de hacer algo por su propia cuenta.

No los critiques todo el tiempo. Si solo haces comentarios negativos sobre lo que hace, lo único que conseguirás será desanimarlo.

– Aunque no haga las cosas del todo bien, felicítalo por su esfuerzo. Nunca critiques a tus hijos en frente de otras personas. Mas bien, aprovechas los momentos a solas para explicarle como hacer las cosas mejor.

– Si tu hijo actúa mal o comete un error, no le atribuyamos el mal comportamiento a su personalidad. En su lugar, concentrémonos la mala acción. En lugar de decirle “eres egoísta” o “eres malo”, mejor digámosle “esa actitud no está bien”.

– Nunca lo humilles, rebajes o te burles de él.

– Se siempre positivo y no expliques las cosas gritando o insultando. Los comentarios hirientes dejan una marca para toda la vida.

– Aunque debemos animar a nuestros hijos a ir por más, no debemos ser muy exigentes. Mantengamos nuestras expectativas realistas para que vayan de acuerdo con su capacidad.

Nunca compares a tus hijos con otros niños, ni siquiera con sus hermanos. Recuerda que todos son diferentes y cada uno tiene sus virtudes y defectos. En su lugar, compáralos con ellos mismos y destaca sus logros y progresos.

Vea también: Pareja que adopto los 3 hijos de una vecina Moribunda, al llegar a casa les dieron la sorpresa de sus vidas

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos?

– En primer lugar, hazle saber que confías en el tanto verbalmente como en actitud.

 

Valora su esfuerzo, ya que esto suele ser más importante que el resultado en sí. Esto no quiere decir que debes festejar todo lo que hace. Mas bien, se trata de notar y hacerle saber que notas lo que hace y lo aprecias. Esto es muy importante para todo niño.

– Hazle saber a tus hijos que los errores no son fracasos, sino oportunidades para pensar en algo nuevo y mejorar. Hazle saber que estas orgulloso de él cuando no puede hacer algo y reflexiona sobre cómo hacerlo mejor la próxima vez.

– Las responsabilidades son una oportunidad de que desarrollen sus habilidades y se sientan orgullosos de sus logros. Por eso, dale pequeñas tareas según su edad, como lavar su taza, hacer la cama y ordenar los juguetes.

Pasa suficiente tiempo con tus hijos. Las responsabilidades de padres pueden ser muchas y muy agobiantes. Pero al pasar tiempo con tus hijos, le harás saber que te interesas en ellos.

– Haz que tus hijos sepan que tu amor por ello está divorciado de sus logros o apariencia física. Que sepan que tu amor por ellos es incondicional.

– Anima a tus hijos a expresar como se siente, así sabrás cómo ayudarlos.

– Según su edad, puedes permitir que vayan tomando sus propias decisiones, como escoger la ropa que quiere usar.

Anímalo a aceptar los desafíos según su capacidad.

– Deja que tu hijo aprenda a conocerse a sí mismo.

Si pones en práctica estos consejos, harás que tus hijos poco a poco vayan desarrollando su autoestima. Para que otros padres también puedan ayudar a sus hijos, comparte esta información en tus redes sociales.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”