Bebé nació muerta con 5 meses, 8 min después los médicos quedan en shock con el milagro

No hay nada más emocionante que saber que nos convertiremos en padres. En un matrimonio que se quiere, cuando la prueba de embarazo da positivo, ambos se alegran mucho.

No obstante, esa emoción deberá conservarse hasta poco menos de 9 meses, cuando podamos tener al bebé en nuestros brazos. Sin embargo, debemos reconocer que en este periodo muchas cosas pueden salir mal.

Este fue el caso de Bex y su esposo Martin. Ellos estaban muy emocionados esperando el nacimiento de su bebé. Ya se habían creado muchas expectativas sobre su niña y no se aguantaban a la hora cuando ella naciera. Al comienzo del embarazo, todo marchaba viento en popa, y los padres comenzaron a preparar la habitación. Pero cierto día, tras una revisión rutinaria las cosas dieron un giro drástico.

Tras realizar el examen rutinario, los médicos se percataron que la bebé tenía problemas en el corazón. Por eso, con tan solo 5 meses de haber sido engendrada, se debió someter a la madre a una cesárea. Lamentablemente, tan pronto como sacaron a la niña del vientre de su madre, su corazoncito dejó de latir.

La madre estaba consiente de todo. Por eso, tan pronto supo que ya habían sacado a la niña del vientre y no escuchar sus gritos, supo que algo andaba mal. Entonces, Bex comenzó a gritar desconsolada cuando le informaron que su bebé había nacido muerta.

Sucede un milagro

El médico que estaba al mando de la situación, no estaba dispuesto a quedarse de brazos cruzados. Por eso, durante 8 minutos estuvieron tratando de hacer algo que parecía imposible. Con una máquina de electrochoques, trataron de revivir a la bebé, de nombre Willow. Luego de tratar y tratar, la niña despertó y fue trasladada de inmediato a cuidados intensivos.

En la sala de cuidados intensivos, se sometió a la bebé a un tratamiento llamado “terapia de frío”. Esta terapia consiste en poner la bebé en una incubadora fría y bajar la temperatura corporal a los 33 grados. De esta manera, se evita que haya daños permanentes debido a la falta de oxígeno durante los 8 minutos que duró muerta. A la bebé se la sometió a este tratamiento durante 4 días.

Bex y Martin estuvieron al lado de la bebé todo el tiempo. Ellos jamás perdieron la esperanza de que ella sobreviviría. En una entrevista que tuvo la madre para el periódico El Ciudadano, ella dijo lo siguiente: “No la escuché llorar durante las primeras 4 semanas. Como estaba conectada a tantos tubos, no podía hacerlo. Aunque parezca extraño, lo único que quería era escucharla llorar como una bebé normal”.

Luego de 4 días en la incubadora, los doctores determinaron que la niña no tenía daños cerebrales. Esto alegró mucho a los padres, pues significaba que podía tener una vida normal. Con el paso del tiempo, la niña se estabilizó y pudo salir del hospital. En la actualidad, han pasado alrededor de un año y medio desde que nació y la bebé se encuentra muy bien. Muchos dicen que lo que sucedió con ella es un verdadero milagro.

Vea también: Madre de recién nacidos gemelos hizo un regalo difícil de creer a su amiga estéril que pocos harían

Agradecidos con los doctores

“Es una niña preciosa, la amamos mucho” dijo su padre. Gracias a los muchos avances de la medicina, Willow pudo salir con vida. Otros opinan que esto se debió a una intervención divina. La verdad es que cada quien tiene su propia opinión. Lo importante es que la niña sigue con vida y puede disfrutar de sus padres. Si quieres más detalles sobre su historia, a continuación, te dejamos un breve video.

Los padres están agradecidos de los doctores que no se rindieron y lucharon por salvarle la vida a Willow. De seguro tu también lo estarías si estuvieras en los zapatos de Bex y Martin. ¿Crees que la bebé siguió viviendo gracias a la intervención divina? Coméntanos tu opinión y comparte esta bella historia de esperanza en tus redes sociales.

NO TE VAYAS SIN SEGUIRNOS, PRESIONA “ME GUSTA”